¿Debe alquilar o comprar un coche eléctrico?

Si estás pensando en alquilar o comprar un coche eléctrico, hay algunos aspectos importantes que debes tener en cuenta antes de tomar una decisión. Tanto el leasing como la renting coche eléctrico pueden ser beneficiosos para tu economía, el medio ambiente y tus hábitos de conducción. Sin embargo, también tienen sus desventajas que debes considerar cuidadosamente para tomar la decisión correcta para tu situación. Si alquilas un coche eléctrico, pagarás una cuota mensual a lo largo del contrato en lugar de pagar el precio de un coche nuevo. Lo mismo ocurre si compras un coche eléctrico: te costará más que si lo alquilas. Hoy te explicaremos los pros y los contras del leasing y de la compra de un coche eléctrico para que puedas tomar la mejor decisión posible para tu situación.

¿Debo alquilar un coche eléctrico?

La respuesta corta es no. Arrendar un coche eléctrico nunca es una buena idea. ¿Por qué? Porque es caro y le proporciona menos seguridad financiera. Cuando alquilas un coche eléctrico, estás pagando una cuota mensual durante el transcurso del contrato. Si no te gusta el coche, puedes devolverlo sin ninguna penalización económica. Si compras un coche eléctrico, lo adquieres al precio de un coche nuevo. Así, si el precio de la gasolina sube, no tienes que preocuparte por quedarte con un coche que ha subido de precio. Te aseguras de tener siempre un medio para ir al trabajo y volver.

¿Debo comprar un coche eléctrico?

La compra de un coche eléctrico es una buena manera de empezar con tu nuevo coche eléctrico. Cuando compras un coche eléctrico, eliges el vehículo específico que quieres, en lugar de alquilar o financiar un vehículo. Esto le da más control sobre el coche que elige, así como la responsabilidad financiera del mismo. También significa que no tienes que preocuparte por una situación de finalización del contrato de arrendamiento o leasing, ya que no tienes un contrato de arrendamiento sobre el coche. También puedes optar por comprar un coche eléctrico ya existente en lugar de alquilarlo. En esta situación, puedes evitar cualquier coste potencial y las molestias del leasing. Sin embargo, es probable que tengas que hacer algunas concesiones sobre el coche que quieres.

Las ventajas de alquilar un coche eléctrico

– Retorno más rápido de la inversión: el pago mensual del leasing cubre el coste del vehículo y no te supone ningún gasto si devuelves el coche. Esto significa que si eliges el leasing, puedes tener el coche más rápido de lo que podrías permitirte. – Regreso más fácil a la conducción – No tienes que preocuparte por el pago del coche, o incluso si puedes hacer los pagos. Sólo tienes que conducir y cargar regularmente. – Menor riesgo de propiedad – No tienes que preocuparte por comprar un coche que vas a odiar cada día durante los próximos años. Sólo tienes que comprar uno que te guste a corto plazo. – Sin depreciación – El coste del pago del leasing simplemente se resta del valor del coche después de comprarlo. Eso significa que no tendrás que preocuparte por la depreciación, que puede ser un factor importante en las decisiones de compra de un coche.

Las ventajas de comprar un coche eléctrico

– Mayor seguridad financiera: un precio de compra más alto significa que sabes que no tendrás que volver a preocuparte por el pago de un coche. Esa sensación de seguridad es realmente importante en las decisiones de compra de un coche. – Menor riesgo de propiedad – Puedes sentirte seguro de que cualquier coche que elijas es un buen coche. No ha pasado tanto tiempo como para ser un limón. – Sin depreciación – El precio del coche que compras es el precio del coche que obtienes. No hay factores desconocidos como la depreciación de los que preocuparse. – Ahorro de gasolina – Al comprar un coche que no necesita repostar, ahorrarás dinero en el surtidor cada vez que llenes el depósito. – Más fácil de encontrar el coche adecuado – Cuando compras, tienes la oportunidad de elegir el coche exacto que quieres. No tienes que preocuparte por comprometerte con un coche que no quieres. Sólo tienes que encontrar un coche que te guste. – Menor riesgo de comprar un coche defectuoso – Comprar un coche es un riesgo obvio, y puedes estar seguro de que el coche que quieres no será el que se rompa más a menudo. – Mejor negociación del precio – Si estás interesado en negociar un precio más bajo en un coche nuevo, la compra te lo pone más fácil. Sólo tienes que negociar el precio del coche. – Ahorro en combustible en general – Si conduces más de un coche y necesitas llenar el depósito más de una vez a la semana, ahorrarás más dinero con un coche que no necesite repostar.

Los contras de alquilar un coche eléctrico

– Mayor gasto – El pago mensual del leasing es mucho dinero, pero cubre el contrato y mantiene el coste de propiedad bajo. – No hay seguridad financiera – El contrato de arrendamiento puede contener disposiciones que permitan al arrendatario devolver el vehículo en cualquier momento. Si no te gusta el coche, puedes devolverlo. – Tienes que pedir un préstamo – Tienes que hacer un gran pago por adelantado por el coche. Puede que eso no sea algo que quieras hacer si tienes otras obligaciones financieras. – Tienes que pagar el coche aunque no lo conduzcas – Tienes que pagar el coche aunque no lo conduzcas. Eso significa que es más difícil deshacerse del coche si no lo quieres conducir. – Tienes que ir andando al trabajo – Si tienes que ir andando al trabajo, tendrás que asegurarte de tener una forma de cargar el coche por la mañana. – Tienes que ir andando al trabajo – Si tienes que ir andando al trabajo, tendrás que asegurarte de tener una forma de cargar el coche por la mañana. – Tienes que encontrar un lugar para enchufar – Tienes que encontrar un lugar para enchufar el coche aunque sólo lo conduzcas un par de veces a la semana. Puede que eso no sea posible en tu situación.

Los contras de comprar un coche eléctrico

– No hay seguridad financiera – Si no te gusta el coche, puedes devolverlo. Eso significa que no hay seguridad financiera si no te gusta el coche. – Tienes que pedir un préstamo – Tienes que hacer un gran pago inicial por el coche. Es posible que no quieras hacerlo si tienes otras obligaciones financieras. – Tienes que encontrar un lugar donde enchufar el coche – Tienes que encontrar un lugar donde enchufar el coche aunque sólo lo conduzcas un par de veces a la semana. Puede que eso no sea posible en tu situación. – Tienes que ir andando al trabajo – Si tienes que ir andando al trabajo, tendrás que asegurarte de tener una forma de cargar el coche por la mañana. – Tienes que ir andando al trabajo – Si tienes que ir andando al trabajo, tendrás que asegurarte de tener una forma de cargar el coche por la mañana. – Tienes que encontrar un lugar para enchufar – Tienes que encontrar un lugar para enchufar el coche aunque sólo lo conduzcas un par de veces a la semana. Puede que eso no sea posible en tu situación.

Resumen

Si no alquilas un coche eléctrico, probablemente acabarás pagando mucho más a largo plazo. A diferencia del leasing de un coche eléctrico, no podrás librarte fácilmente de un gran pago si te quedas con un coche que no quieres. Además, tendrás que ir andando al trabajo, y tendrás que encontrar un lugar donde enchufarlo. Si alquilas un coche eléctrico, pagarás una cuota mensual a lo largo del contrato en lugar de pagar el precio de un coche nuevo. También tendrás que lidiar con la posibilidad de tener un limón si compras un coche que ya tiene tiempo. La única ventaja del leasing es que te permitirá tener un coche eléctrico más rápidamente.

¿Debo arrendar un coche eléctrico y comprar un coche más tarde?

Si alquilas un coche eléctrico, puedes comprar un coche más adelante. Si el precio de un coche nuevo es demasiado alto para ti, siempre puedes alquilar un segundo coche y pagarlo más rápido. De este modo, nunca tendrás que ir andando al trabajo y siempre podrás enchufarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.